Máquina impresora de etiquetas

Las máquinas de etiquetas sirven, como su propio nombre indica, para etiquetar productos, códigos de barras o incluso para ropa. Esto las convierte en máquinas muy útiles y versátiles. Por eso, son útiles tanto para negocios diversos, como para nuestra casa. Por ejemplo, si tenemos niños pequeños que necesiten imprimir su nombre en sus prendas del día a día. Agiliza todos los procesos que puedas imaginar con una buena etiquetadora.

Tipos de máquinas de etiquetas

Si tenéis un comercio, sabréis que el etiquetado es fundamental para varios procesos: Para diferenciar embalajes y productos, para imprimir el código de barras, para poner precios, etc. También son útiles para el uso doméstico. Podemos dividir las máquinas de etiquetas en cuatro tipos fundamentales:

Máquinas manuales

El proceso es mecánico y manual, por lo que preparar la etiqueta suele requerir un cierto tiempo. Es decir, tienen un sistema que permite elegir, letra a letra, el texto a imprimir. En productos más avanzados, tienen teclado y pantalla. Generan etiquetas adhesivas que, debido a sus características, las hacen ideales para el uso doméstico (por ejemplo, poner el nombre de los tuppers de la nevera si compartimos piso, o qué se guarda en cada cajón de la despensa), así como para minoristas o pequeñas empresas.

Etiquetadoras semiautomáticas

Combinan los dispositivos tecnológicos más avanzados con el uso mecánico de una persona que sepa manejarlos. Si tenemos una empresa mediana, pueden ser muy útiles para nosotros.

Etiquetadoras automáticas

Gracias a sus procesos automáticos, preparan gran cantidad de etiquetas en muy poco tiempo. Requieren instalación y conocimiento avanzado para su uso.

Etiquetadoras para ropa

¿Tenéis un comercio de ropa o textiles varios? Seguramente necesitéis una máquina que permita colocar el precio sin dañar la prenda. Para ello están pensadas estas máquinas que, con una aguja lo más fina posible, traspasará la tela con un plástico que permitirá enganchar el precio o características del producto.

Comparación entre los distintos tipos de máquinas de etiquetas

En esta comparativa vamos a hacer tres distinciones, basándonos en uso doméstico, profesional y para textiles, ya que las automáticas y semiautomáticas están pensadas para empresas más grandes y requieren una instalación profesional.

Las mejores máquinas de etiquetas manuales

En Amazon encontramos las siguientes:

  • Dymo Omega. Ventajas: Uso doméstico y sencillo gracias a su rueda con caracteres. Cintas adhesivas de varios colores. Desventajas: Su uso es ligeramente rudimentario, puesto que funciona a presión y requiere tiempo al tener que imprimir letra a letra. Precio: 13,95€.
  • Brother PTH100. Ventajas: Tiene una pantalla LCD con el que podemos comprobar el texto a imprimir, y un teclado que facilita escribir el texto. También tiene modos de diseño para etiquetas creativas. Desventajas: Según algunos comentarios, deja demasiado margen, lo que supone desaprovechar el papel. Precio: 21,99€
  • Dymo 160. Ventajas: Presenta una pantalla LCD y permite varios tamaños de fuente y distintos estilos, para personalizar las etiquetas. Desventaja: La pantalla es pequeña, por lo que no podemos diseñar textos largos. Precio: 44,51€.

Máquinas de etiquetas profesionales

Las máquinas profesionales están pensadas para fabricar etiquetas de forma más eficiente, creativa y rápida. Son las siguientes:

  • PUQU Impresora de Etiquetas Bluetooth. Ventajas: Puedes diseñar las etiquetas completamente personalizadas, conectarla a tu móvil e imprimirla directamente. Es pequeña y tiene muy buena autonomía, por lo que puedes llevártela a cualquier parte. Desventaja: Necesitas diseñar tu etiqueta en un dispositivo distinto. Precio: 89,99€.
  • Brother QL700. Ventajas: Velocidad de impresión y corte automático de la etiqueta. Puede conectarse a cualquier equipo, lo que la hace idónea para cualquier tamaño de negocio. Desventaja: Es una máquina profesional, pero no demasiado potente, por lo que puede quedarse corta en cuanto a funcionalidades. Precio: 117,68€.
  • Dymo S0904950. Ventajas: Máquina completamente profesional, apta para casi cualquier negocio. Es compatible con todos los sistemas operativos actuales, tanto para Windows como Mac. Permite la impresión directamente desde Word y otros procesadores de textos. Imprime códigos de barras, de seguimiento, etc. Desventaja: Las medidas de las etiquetas son estándar, por lo que no admite personalización de tamaños. Precio: 337,59 €.

Máquinas de etiquetas para ropa

Las siguientes máquinas de etiquetas están pensadas para textiles, de forma que introducen los famosos navetes en forma de «T» para incorporar la etiqueta:

  • KINDPMA Pistola Etiquetadora: Ventajas: Se adapta a todos los hilos y texturas. Incluye cinco agujas de reemplazo y un total de 5.000 púas de plástico para unir a las etiquetas, lo que nos da una garantía a largo plazo. Desventaja: El ancho de la aguja puede resultar un poco excesivo para ropa delicada, provocando ciertos daños que con una aguja fina no tendrían por qué producirse. Precio: 13.99€.
  • Avery TGS001. Ventajas: Mecanismo a presión que la hace muy fácil de utilizar. Tiene una tapa de protección para la aguja que impide su desgaste y protege al usuario. Desventajas: Según diversas opiniones. las agujas de distintos anchos no están incluidas en el precio a pesar de venir así indicaro, por lo que habría que adquirirlas aparte. Precio: 19,91€. Con el kit de agujas y navetes, sube a 43,13€.

¿Por qué comprar una máquina de etiquetas?

Porque, como hemos visto, son extremadamente versátiles. Si tienes cualquier tipo de comercio o negocio te servirán para clasificar los productos en el almacén, para imprimir los códigos de envío, los precios, etc. Y todo ello sin tener que recurrir a máquinas automáticas que dispararían nuestros costes de producción. Además, son ideales para el uso doméstico. Si tenemos hijos en edad escolar, podemos imprimir etiquetas para todo su material: Libretas, estuches, etc. Incluso podemos pegarlas a su ropa para evitar pérdidas, tan comunes cuando hablamos de jerséis, chaquetas o mandilones que se quitan y se ponen una vez en su centro. Nos servirán también para mantener en orden nuestros espacios: Úsalas en la oficina para etiquetar carpetas de documentos e incluso qué cajones utilizas, o en casa para mantener el orden de tu despensa. Una vez que tienes una máquina de etiquetas, descubres los múltiples usos que puedes darle, y ya no querrás vivir sin ella.

Deja un comentario