Máquina de depilar

Máquina de depilar

Si pensamos en temas relacionados con la belleza corporal, la depilación es uno de los que más suele preocupar. Existen multitud de opciones: Centros de estética, depilación láser, afeitado, y uno de los más comunes, que es realizar el proceso en casa. Para eso, una de las opciones más cómodas es utilizar una máquina de depilar.

Tipos de máquinas de depilar

Comenzamos describiendo cómo funcionan estas máquinas para que tengas claro cual debes comprar. En general, nos referimos a las más tradicionales, aquellas que incorporan un cabezal con pinzas. Al ser rotatorio, agarran el vello desde la raíz y lo extraen. El uso, entonces, es muy sencillo: Consiste en pasar la máquina por la zona que queramos depilar. Puede generar un cierto dolor, pero las más modernas ya traen accesorios y tecnologías que reducen las molestias. Existen otros modelos. Os los detallamos a continuación:

  • Depiladoras eléctricas clásicas: Las descritas anteriormente.
  • Con sistemas para evitar el dolor y otros extras como luz, etc.
  • Sumergibles, para poder depilarnos mientras nos duchamos. 
  • Para zonas específicas del cuerpo, como labio superior, inglés o axilas. 
  • Inalámbricas o sin cables. Algunas de ellas incluso son recargables.
  • IPL. No son máquinas de depilar al uso, sino que utilizan tecnología de luz pulsada.

Estas máquinas de depilar se utilizan mucho para piernas, axilas e ingles, siendo estas dos últimas zonas un poco más sensibles. Para garantizarnos una piel suave, es conveniente seguir una pequeña rutina de belleza. Consiste en exfoliarnos la piel una vez por semana para evitar pequeños pelos enquistados, e hidratarnos a diario para prevenir irritaciones, rojeces y molestias. 

Comparación entre las distintas máquinas de depilar

Os presentamos un análisis diferenciado por los tipos de máquinas. 

Máquinas de depilar clásicas

Aquí incluimos tanto las tradicionales, como las que llevan accesorios o extras. 

  • Braun Silképil 1 SE1370. Ventajas: Sistema de cabezal que levanta el vello enquistado. Pinzas preparadas para eliminar incluso el vello más corto. Desventajas: Es una máquina básica, sin accesorios, que puede resultar poco precisa. Precio: 33,99€.
  • Philips Epilier-Set Limited Edition HP6540/00. Ventajas: Incluye una depiladora extra, para zonas sensibles o de pequeño tamaño. Es lavable y tiene dos velocidades distintas. Desventajas: Es ruidosa y puede no enganchar bien el vello. Precio: 55,99€.
  • Rowenta Silence Soft EP5660E0. Ventajas: Incorpora luz frontal y multitud de cabezales con funcionalidades distintas, como exfoliación o cabezal para zonas sensibles e incluso afeitado. Desventajas: Para el vello muy corto sólo funciona el cabezal estándar. Precio: 59,99€.

Máquinas de depilar inalámbricas

Os presentamos máquinas de depilar sin cables. Incluimos aquellas que pueden utilizarse bajo la ducha. 

  • Depiladora Cabeza dual 2.0 de Epilady. Ventajas: Cabezal de extracción doble, dos velocidades y capacidad para alcanzar el vello más corto. Desventajas: No se puede utilizar en el agua. Precio: 29,90€.
  • Braun Silk-épil 9 SkinSpa 9-969v. Ventajas: Incorpora múltiples accesorios, como masajes, cepillo limpiador, exfoliante y luz para ver bien el vello. Es sumergible. Desventajas: Sólo puede usarse sin el cable, por lo que debemos esperar a que se recargue por completo. Precio: 189€.
  • Philips Satinelle Prestige BRP586/00. Ventajas: Incluye cabezales exfoliantes, de recorte e incluso una lima para los pies. Es sumergible. Desventajas: No se puede utilizar conectada a la corriente. Precio: 159,99€.

Máquinas IPL

Las máquinas de luz pulsada funcionan eliminando el vello a través de un sistema de luz monocromática. Es indoloro y, a largo plazo, elimina el vello de forma permanente. Os proponemos algunas opciones:

  • Sistema de Depilación por Luz Pulsada Intensa (IPL), DEESS. Ventajas: Tiene dos modos, manual y luz continuada. El primero es adecuado para zonas pequeñas, como ingles o axilas. Desventajas: Funciona a largo plazo, por lo que hay que utilizarla de forma continua. Precio: 99,99€.
  • Remington i-Light IPL6780. Ventajas: Cuatro cabezales distintos para distintas zonas. Sensor que nos indica qué potencia utilizar en función de nuestro tono de piel. Desventajas: La lámpara es un poco delicada y hay que usarla con precaución. Precio: 399,99€.
  • Philips Lumea Prestige BRI949/00. Ventajas: Incluye varias boquillas e incluso un recortador para pequeños retoques. Sensor para detectar tipos de piel. Desventajas: Hay que ser constante. Precio: 599,99€.

Con este tipo de máquinas debemos tener en cuenta varias consideraciones. En primer lugar, que no todos los tipos de vello reaccionan de la misma forma. Por lo general, funcionan mejor con aquellos tonos más oscuros, pero también dependen de la tonalidad de la piel. En cuanto a esto, debemos saber que tenemos que ajustar la potencia para el tono de piel, puesto que podemos provocar daños. 

Por qué comprar una máquina de depilar

En primer lugar, porque son uno de los métodos más cómodos para eliminar el vello de raíz. Por varios motivos:

  • No tenemos que acudir a ningún profesional ni centro especializado. 
  • Podemos hacerlo en nuestra casa en cualquier momento, de forma que, en cuanto aparezca, podemos eliminarlo con una rápida pasada.
  • Es más limpio que utilizar cera, que puede dejar rastros en la piel que debemos eliminar. Además, este método también es más engorroso, puesto que, o bien debemos calentar la cera, o bien deshechar las bandas una vez utilizadas, generando residuos. Con una máquina de depilar, sólo tenemos que pasarle un cepillo para limpiarla o, si es sumergible, hacerlo bajo el agua.

Además, gracias a su pequeño tamaño, podemos llevárnosla a cualquier parte, tan sólo metiéndola en una funda para que no se estropeen las pinzas. Son aptas para utilizarlas en todo el cuerpo (especialmente aquellas que incorporan accesorios específicos para zonas sensibles), y un método duradero, puesto que podemos olvidarnos del vello en torno a dos o tres semanas. Por último, cabe destacar que también suponen un ahorro de dinero, ya que, aunque tenemos que hacer un pequeño desembolso inicial por el valor de nuestra máquina de depilar, a largo plazo nos evitará los costes derivados de tener que acudir a un centro de estética con regularidad. 

Terminamos con unos pequeños consejos para que elijáis qué máquina se adapta más a vuestras necesidades. Pensad en qué momento la vais a utilizar, y cómo vais a hacerlo. Si, por ejemplo, no soléis depilaros en la ducha, no necesitaréis que sea sumergible y, si sólo la vais a utilizar para la depilación de las piernas, tampoco necesitáis accesorios específicos para zonas sensibles. Si tenéis la piel delicada, algunos modelos incorporan cabezales masajeadores o incluso zonas de frío, para que vuestra piel sufra menos. Aunque, si de verdad queréis una piel suave, lo mejor es que aprovechéis para depilaros durante o justo después de la ducha, para que el calor abra los poros. Y, recordad, una buena hidratación es fundamental para que vuestra depilación luzca perfecta durante un período largo de tiempo. 

Máquina de depilar
5 (100%) 1 vote

Deja un comentario